Mariposa

Mientras busco la luna en una bombilla, me golpeo una y otra vez pero no caigo sigo guiándome por la luz, una que no encandila. Otro golpe más y remonto, vuelta otra vez no me quemo y me desplazo.

Rompo creencias, cambio costumbres, me habitúo a la soledad, crezco constantemente en mi interior aún sigo siendo joven, vivo en evolución, rompo a cada instante mi crisálida; me muevo soy una mariposa, no logro entender a la humanidad en su debilidad, muero y renazco cada vez más fuerte.

Cada 24 horas cumplo con un ciclo de vida, cada 24 horas vuelo intensa, inmensa, delicada pero resistente; soy una mariposa lucho infatigablemente, por mantener mis creencias, por sobrevivir, por mantener erguidas mis alas ante cualquier tormenta; ni el calor de la bombilla con la que confundo a la luna que me guía puede romperme.

2 comments

  1. Muy agradable leerte… Se le pasa el rato rapidito y solo queda la reflexión y los tropezones con las frases que nos han llamado la atención y quedan retumbando por allí. Son de esas lecturas con un buen cafecito para entrompar otra tarea.
    Felicidaes….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *