Y hablemos de las conjunciones

 

Las conjunciones, en español, tienen funciones primordiales en el buen manejo del lenguaje. Se utilizan para crear un nexo entre palabras; son invariables, no tienen significado, pero bien que cumplen su función.

Según el Diccionario Panhispanico Dudas la conjunción es una palabra invariable que introduce diversos tipos de oraciones subordinadas (conjunción subordinante) o que une vocablos o secuencias sintácticamente equivalentes (conjunción coordinante).

Cabe destacar que cada vez que se utiliza mal una conjunción se produce un ruido que hace sangrar ojos u oídos según sea el caso. En estos tiempos en que mucha gente se jacta de hacer las cosas bien o en hacer un uso debido de la lengua nos encontramos con oraciones como: “Voy para Noruega y Inglaterra (ooops)”; “no tienes dignidad o orgullo” (¡Ayyy!). Eso duele.

Volvamos pues a nuestro manual, El Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE, para intentar hacer entender lo que está mal y también seguir en la búsqueda de una correcta sintaxis.

Las conjunciones, en español, tienen funciones primordiales en el buen manejo del lenguaje.

Conjunciones Copulativas (y, e, ni, que) generalmente indican suma o acumulación: “Tu vas y yo vengo”; “ni Pedro, ni María van al parque”; “arquitectos e ingenieros pueden optar a la beca”;  “iba erre que erre”.

Es importante tener en cuenta que la conjunción e  se usa si la palabra siguiente empieza por i o hi, para evitar CACOFONÍA.

Adversativas (pero, mas, sino, aunque) unen palabras y oraciones cuyo sentido se oponen total o parcialmente: “Me gusta el café mas no el té”; “iría pero no tengo coche (o carro)”; “me gusta aunque no tanto”, “no es el bueno sino mejor”.

A tener en cuenta: La conjunción mas no se acentúa.

Locuciones que funcionan como conjunciones adversativas: Sin embargo; “Tenía que salir bien, sin embargo, no fue así. No obstante; “Fue un suceso extraño, no obstante produjo risa”. Al contrario; “Tan sola no estuvo, al contrario, su amiga la acompañaba”. Si bien; “Fue un buen evento, si bien no fue de lo mejor”. Con todo; “Comía demasiado, con todo no lograba engordar”. Más bien; “Creíamos que crecería un poco, más bien se quedó pequeño”. Antes bien; “Parecía ignorar todo, antes bien lo sabia mejor que nosotros”.

Causal (porque, pues, por) se usan para unir oraciones subordinadas con la que explica la razón o causa de la principal: “Me marcho porque no pedí permiso”, “se cayó por no tener cuidado”, “lo dijo pues así se lo habían exigido”.

También funcionan como causales: A causa de; “fue despedido a causa de su incompetencia”. Puesto que; “Le detuvieron puesto que no llevaba documentación”. Con motivo de; “Lanzaron fuegos artificiales con motivo de su cumpleaños”. Ya que; “Me quedo ya que me lo pediste”.

Comparativa (que, como) introducen el segundo termino de comparación en las oraciones o construcciones comparativas: “El amanecer en la playa es más bonito que en el campo”, “no es tan simpático como su hermano”.

También son comparativas: Así como; “le gustan las fiestas así como leer un libro”. Como que; “se lo advertiré como que me llamo Teresa”. Más que, menos que, igual que; “mi hermano es más bajo que yo”. Tal como, mejor que, peor que; “su argumento es interesante tal como el tuyo”. Tanto como; “me gustas tanto como la comida”

Completiva  (que, si) introduce oraciones subordinadas sustantivas y, en cierto tipo de oraciones interrogativas indirectas, (si). su uso es complejo y encabezan las proposiciones subordinadas: “No me importa que hayan subido el precio”, “me preguntaste si quería salir”

Concesiva (aunque)  introduce oraciones subordinadas concesivas cuando la frase expresa una dificultad para que se realice una acción, pero no la impide: “Lo haré aunque todo esté desordenado”, “aunque come mucho, no engorda”

También se pueden usar como concesivas: Por más que; “iremos a la playa por más que llueva”. Mal que; “fuimos felices mal que había quien no lo quería”. Aun cuando; “me caí aun cuando tomé las previsiones”. Si bien; “si bien no lo parece, es muy inteligente”

Condicional (si, como) le dan a la subordinada un carácter de condición: “si tu lo propones lo acatarán”, “el negocio se irá a pique como no pongan atención a los detalles”.

También funcionan como condicionales las locuciones: Pero si; “me duele pero si me río, no tanto”.  A condición de que;  “te lo daré a condición de que no digas nada”. A no ser que; “correré el riesgo a no ser que gane la carrera”. Siempre que; “me quedaré siempre que me lleves mañana temprano”. Con tal que; “hablaré con tal que no me mencione”.

Consecutiva (conque, luego, así que, pues) también llamadas ilativas establecen una relación de consecuencia entre las oraciones; una es consecuencia de la otra:  “Te fuiste, conque esas tenemos”, “pienso luego existo”, “me mentiste así que tengo que tomar medidas”, “te ayudaré pues es mi obligación”.

También son consecutivas: Por consiguiente; “faltaron muchos, por consiguiente suspenderemos la reunión”. Así que “hiciste la tarea así que mañana vamos a la playa”. En consecuencia; “reprobaste los exámenes, en consecuencia no más salidas” . De manera que “hemos terminado de manera que vete de mi casa”. Tan / tanto que; “es tan bonito que me lo llevo”. Por lo tanto; “nos vamos ya, por lo tanto, ponte los zapatos”. De modo que; “lo abordamos a tiempo, de modo que no hay peligro”.

Distributiva (bien…, bien…;  ya…, ya…; ora…, ora…) se antepone a los diferentes miembros de una coordinación distributiva, que es aquella en la que se presenta una sucesión de alternativas o situaciones contrapuestas. Unen oraciones independientes que indican distribución o alternancia: “Bien te quedas,  bien te largas”; “ya lo dijiste, ya asume las consecuencias”; “ora hace frío, ora hace calor”

Disyuntiva (o, u) expresa alternancia o elección entre palabras u oraciones opuestas. u: se emplea cuando la siguiente palabra empieza por o / ho: “Una cosa u otra, pero no las dos”, “Vamos al cine o a cenar”

Final (para que, a fin de que, con el fin de que) introduce oraciones subordinadas finales: “Vamos a hacerlo hoy para que podamos descansar mañana”, “lo anunció a fin de que lo hicieran”, “vino con el fin de que lo tomaremos en serio”.

Fuente : Diccionario Panhispánico de  Dudas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *