Jazmín

Hace unos días que me persigue el olor a jazmín, a jazmín café; busqué la flor pero no estaba aunque su aroma sí.

Hace unos días tu recuerdo me persigue como una sombra ¿estás aquí?

«No es jazmín es azahar pero se asemeja el ároma. Para Manche, allá donde nada es imposible».

Creo que esta vez sí podríamos hablar y entendernos,  quizás a los diez años las almas puedan comunicarse con los vivos, con los que quedamos para oír sobre una crisis para desmoronarnos y amontonarnos mientras tu vives feliz en el lugar a donde todos finalmente vamos a ir.

Hace unos días me persigue el olor a jazmín, a jazmín café, ese de la florecita blanca que me enseñaste a querer a mis 9 años y que ahora, cada vez que exhalo su aroma te trae a mí como una sombra que no se me despega mientras batallo con la vida y tu quizá estarás sonriente allí donde seguramente tenías que ir, donde nada te turba y nada te falta, donde las cosas de esta vida quizá sean más sencillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.